Parc Lescure – Burdeos

La pasada temporada 2014/2015 el Girondins de Burdeos se despidió de su carismático Parc Lescure.

 

 

Abandonar el Lescure no ha sido fácil para los aficionados del Girondins. Significaba dejar de jugar en el estadio donde se ha escrito la mayor parte de la historia del club galo. El estadio se inauguró en el 1933, con un estilo “art decó” que dominaba la época en Francia. En su día era todo un hito al ser un estadio con graderíos totalmente cubiertos y sin columnas que impidan la visión. Esta especial estética para la época que se construyó hizo que se declarase patrimonio del siglo XX en Francia.

De forma similar a la que vimos en el también recientemente desparecido Stade Gerland, el Lescure también contaba con un velódromo alrededor del césped. En este caso el velódromo era una construcción previa, del año 1924, y posteriormente se construyo el estadio.

Posteriormente en 1986 se eliminó el velódromo, colocando gradas en su lugar. Coo estadio estaba ya protegido por considerarse patrimonio, los graderíos quedaron descubiertos ya que no se permitía modificar la estructura. En 1998 con motivo del Mundial de Francia también se hizo un gran lavado de cara, pero no se pudo tocar la estructura. En 2001 oficialmente el estadio pasó a llamarse Stade Jaques Chaban – Delmas.

Finalmente estas trabas que provocan la belleza del estadio fue lo que terminó haciendo necesario buscar un relevo a la vetusta estructura, e hizo que actualmente el Girondins dispute sus partidos en el también espectacular Stade Nouveau, que ya tuvimos oportunidad de ver en este blog.

 

El Parc Lescure ya no verá más partidos del Girondins de Burdeos. Inaugurado en 1924, 91 años después este clásico del fútbol europeo dará el testigo a un estadio más moderno construido para la Euro 2016.