SAN NICOLA – BARI

22.08.2022

El estadio de San Nicola de Bari fue construido con motivo de la celebración del mundial de Italia 90. Se trata de un estadio peculiar que en gran medida refleja lo bueno y lo malo de los estadios italianos, país, que en cierto modo igual que España en los años 80-90 contaba con grandes estadios para la época, pero que ha ido quedando bastante desfasado respecto a otros países europeos, y que poco a poco a día de hoy se va actualizando.

En honor al patrón de la ciudad, el estadio tiene unas gradas en el anillo superior realmente peculiar en, con el anillo superior separado en 26 sectores separados entre si, un modelo de graderío que recuerda a algunos estadio africanos.

Este extraño aspecto añadido a la pista de atletismo hace que no sea un estadio especialmente agradable para el espectador.

Sin lugar a dudas lo mas destacable del este extraño anillo superior divido en sectores es el aspecto que le da al exterior del estadio desde el nivel de suelo. Un aspecto de platillo volante que da un aspecto realmente futurista, y dado realmente avanzado a su época.

Con capacidad para 58.000 espectadores es el cuarto más grande del país, además del Mundial de Italia 90 acogió en 1991 la final de Copa de Europa en la que el Estrella Roja de Prosinecki ganó el trofeo a los penalties contra el Olimpique de Marsella. Un estadio, sin duda peculiar.

Leave a Reply

Your email address will not be published.